Dolor de cuello: ¿que hacer y como tratarlo?

Un gran número de personas, independientemente de su edad, estatus social, hábitos e incluso estado de salud, pueden experimentar un síntoma tan desagradable como el dolor de cuello. ¿Por qué pasó esto?

El dolor de cuello es un síntoma insidioso que puede ser grave e indica inflamación activa o destrucción de tejidos. Las sensaciones de intensidad variable suelen ir acompañadas de entumecimiento en el occipucio, así como pérdida de la sensibilidad de las manos, enrojecimiento local e incluso hinchazón. A menudo, con dolor en el cuello, se observan dolores de cabeza y mareos.

Dolor en el cuello

Determinar las causas del dolor de cuello no es fácil. Para diagnosticar con precisión el problema se requiere un diagnóstico integral, que incluye tomografía computarizada (TC), imágenes por resonancia magnética (IRM), así como ecografías (ultrasonido) y pruebas de laboratorio.

El alivio del dolor de cuello se lleva a cabo con medicamentos, así como con métodos de fisioterapia.

información general

El dolor de cuello ocurre en el 70% de la población adulta. Las sensaciones pueden variar en intensidad y duración, dependiendo de muchos factores. Por lo tanto, incluso una misma persona puede experimentar periódicamente molestias a corto plazo y síndrome de dolor severo, lo que empeora la calidad de la vida cotidiana.

A menudo, el dolor se localiza en la columna cervical, así como a lo largo de sus superficies anterolaterales. Los casos diagnosticados indican que los pacientes experimentan con mayor frecuencia un "lumbago" agudo, seguido de un malestar intenso.

El dolor puede darse no solo en el cuello, sino también extenderse al hombro, omóplato, región occipital y ser de diferente naturaleza:

  • palpitante;
  • hormigueo;
  • contratación.

En la mayoría de los casos, el dolor aumenta con varios movimientos de la cabeza, lo que obliga a todo el cuerpo a rotar.

La estructura y características funcionales de la columna cervical.

La región cervical es la parte superior de la columna vertebral (siete vértebras interconectadas), que soporta una cantidad bastante grande de estrés todos los días.

Las articulaciones que conectan las vértebras entre sí forman la sección del canal espinal en la que se encuentra la médula espinal.

Los músculos del cuello son los encargados de regular el movimiento de la cabeza, y también te permiten mantenerla en la posición anatómicamente correcta. Cada músculo se adhiere a los huesos mediante un tejido conectivo fuerte (tendones).

Habiendo estudiado la estructura, se puede llegar a la conclusión de que el dolor es provocado por patologías de varios tipos, cuyo desarrollo se concentra en cualquiera de los componentes de la región cervical de la AOD.

Clasificación del dolor de cuello

Hoy en día, se acostumbra distinguir varios tipos de dolor de cuello:

  • cervicalgia: sensaciones dolorosas de varios tipos, que tienen orígenes de varios tipos;
  • cervicago o lumbago cervical: dolor agudo y repentino causado por la compresión de las raíces nerviosas;
  • cervicobraquialgia: dolor que se manifiesta en el cuello y se extiende a medida que crece a las extremidades superiores;
  • La cervicocranealgia es una condición común cuando el dolor de cuello y el dolor de cabeza se sienten al mismo tiempo.

¿Por qué duele el cuello?

Entre las causas del dolor de cuello, puede haber una gran lista de enfermedades que tienen una lista similar de manifestaciones clínicas, pero con diferentes mecanismos de progresión.

Causas del dolor de garganta

La mayoría de las personas asocian inmediatamente el rascado y el rascado con los resfriados; sin embargo, con una serie de enfermedades de este tipo, pueden presentarse manifestaciones de tal fuerza que el paciente puede sentir dolor en el cuello.

El malestar severo y las altas tasas de dolor acompañan a condiciones tales como:

  • laringitis;
  • virus;
  • infecciones bacterianas;
  • reacciones alérgicas;
  • cuerpo extraño en los tejidos de la faringe;
  • deficiencia de vitaminas, falta de oligoelementos;
  • reflujo;
  • neoplasmas malignos.

Causas del dolor de cuello frontal

¿Las sensaciones desagradables se concentran principalmente en el frente, debajo del mentón? Un área tan limitada puede decir mucho, porque hay una gran cantidad de tejidos de diferentes tipos. Si la incomodidad aumenta al tragar y realizar giros de cabeza, entre las razones de esta condición se encuentran:

  • procesos patológicos que progresan en los tejidos de la glándula tiroides;
  • sufrió lesiones;
  • procesos inflamatorios de varios tipos;
  • enfermedades purulentas;
  • daño a los tejidos del sistema linfático;
  • enfermedades respiratorias;
  • angina de pecho.

Causas del dolor en la columna cervical.

Si las quejas del paciente hablan de molestias en la parte posterior de la columna cervical, existe el riesgo de diagnosticar afecciones patológicas graves.

En una situación de este tipo, por regla general, hay "lumbago", debido a que la movilidad de la cabeza e incluso la cintura escapular está muy limitada.

Las sensaciones experimentadas de este tipo indican la presencia de patologías como:

  • procesos destructivos localizados en tejidos vertebrales;
  • trauma;
  • daño al aparato ligamentoso o muscular;
  • desarrollo de procesos infecciosos;
  • la presencia de anomalías vertebrales.

Dolor de cuello con osteocondrosis.

Se debe prestar especial atención a uno de los problemas más comunes: el dolor de cuello con osteocondrosis. La osteocondrosis es una de las enfermedades patológicas más comunes del planeta.

El dolor de cuello con osteocondrosis es un síntoma grave, omitiendo el cual puede perder la oportunidad de una recuperación completa, perdiendo la etapa inicial del desarrollo de procesos patológicos que pueden tratarse.

Causas del dolor de cuello lateral

El malestar y el dolor intenso, concentrado en la superficie lateral del cuello, pueden migrar a la cintura escapular u oreja. Las sensaciones de hormigueo, pulsaciones y ardor se convierten en una molestia adicional.

Las causas más probables de dolor lateral del cuello son:

  • procesos patológicos de los vasos sanguíneos;
  • estancia prolongada de la columna cervical en una posición incómoda;
  • espasmos musculares;
  • neoplasias;
  • patologías congénitas;
  • complicaciones después de una enfermedad o cirugía.

¿Cuándo es el momento de buscar ayuda médica para el dolor de cuello?

A menudo, una persona que experimenta dolor en cualquier región espinal prefiere negarse a visitar al médico y dejar que todo se desarrolle por sí solo. Para prevenir un deterioro grave de la salud, es importante buscar ayuda profesional de manera oportuna.

Independientemente del tipo de dolor de cuello presente, es necesario consultar con un especialista y determinar la causa de su aparición.

Las indicaciones especiales a tener en cuenta son:

  • dolores de cabeza severos;
  • efecto traumático en la columna cervical;
  • sensación de entumecimiento, debilidad en las extremidades;
  • ineficacia del uso de drogas.

Ignorar el cuadro sintomático puede tener consecuencias irreversibles que empeoran gravemente la calidad de vida.

Hay situaciones en las que se requiere urgentemente una visita al médico tratante. Es costumbre referirse a estos:

  • aumento de la temperatura corporal, acompañado de dolor en el cuello y la cabeza;
  • rigidez severa de la columna cervical (incapacidad para alcanzar el pecho con la barbilla);
  • la presencia de signos de un ataque cardíaco (dolor de pecho, respiración rápida, aumento de la sudoración, náuseas).

Diagnosticar el dolor de cuello

Para formar un plan de tratamiento de alta calidad para cualquier enfermedad, es necesario diagnosticarlo correctamente, teniendo en cuenta todas las quejas del paciente, el historial existente y los resultados de los exámenes.

Teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de los casos son causados por afecciones patológicas de la región espinal, en caso de dolor de cuello, lo mejor es buscar la ayuda de un quiropráctico (osteópata), vertebrólogo o neurólogo.

Todo el complejo de procedimientos de diagnóstico es el uso de métodos instrumentales y de laboratorio, cada uno de los cuales tiene como objetivo visualizar el área afectada y formar una base de calidad para identificar los síntomas de enfermedades concomitantes.

Consideremos los métodos de diagnóstico más informativos.

Examen de rayos x

La radiografía es un método de diagnóstico clave. Con la ayuda de las imágenes obtenidas durante el examen, es posible evaluar la configuración de las vértebras y comprender el estado del tejido cartilaginoso.

Gracias al examen de rayos X, es posible identificar condiciones patológicas como:

  • desplazamiento de los elementos de la sección espinal;
  • formó hernias y otras neoplasias;
  • crecimiento extenso de tejido óseo, etc.

Las imágenes de rayos X muestran toda la información necesaria para el diagnóstico, lo que permite al especialista formar un diagnóstico preciso y determinar las áreas clave de tratamiento.

Sin embargo, hay casos en los que la radiografía no es suficiente para identificar una serie de patologías. A veces, es completamente inaccesible debido a contraindicaciones. En este caso, otras soluciones vienen al rescate.

Imágenes por resonancia magnética (IRM)

El examen por resonancia magnética implica obtener una imagen tridimensional en varias proyecciones, lo que permite evaluar el estado de todo tipo de tejidos de la columna cervical.

Diagnóstico funcional

Debido a que una de las causas del dolor en la columna cervical son los espasmos musculares, conviene hablar del probable daño a los tejidos de este tipo.

Para identificar las lesiones y su grado se utilizan métodos como la electromiografía (determinación del nivel de actividad bioeléctrica y la capacidad de los nervios para transmitir un impulso).

También se utilizan la electroneurografía (que registra una señal eléctrica en el momento de su propagación a lo largo del nervio examinado) y la prueba de Forestier (que revela la capacidad de tomar una posición anatómicamente correcta).

Análisis de sangre de laboratorio

Los resultados de un examen general y bioquímico de fluidos biológicos (sangre, orina) indican o niegan la presencia de procesos inflamatorios, que son las causas del dolor.

En los diagnósticos de laboratorio, se presta especial atención a la concentración de hormonas.

Los estudios adicionales se consideran cultivos bacteriológicos de esputo y frotis de garganta.

Tratamiento del dolor de cuello

Independientemente de la naturaleza del dolor experimentado, su eliminación y el tratamiento de las causas subyacentes deben ser tratados exclusivamente por un médico. Es importante recordar que la ausencia de tratamiento o el uso de una terapia inadecuada (automedicación) tarde o temprano conduce a un agravamiento de la condición patológica y consecuencias irreversibles (desde la pérdida de movilidad hasta la muerte).

Paciente con dolor de cuello en la consulta del médico

¿Qué hacer antes de que se haga un diagnóstico?

¿Tiene dolor de cuello? No demore su visita al médico. Sin embargo, si el diagnóstico aún no se ha establecido y el dolor no tiene prisa por desaparecer, debe saber cómo lidiar con él.

En primer lugar, para limitar la probabilidad de un síndrome tan desagradable, debe evitar la dureza excesiva en los movimientos, así como cuidar la protección contra corrientes de aire e hipotermia.

Si el dolor ya se ha manifestado y la incomodidad solo aumenta, está permitido tomar analgésicos una vez.

¡Importante! Los medicamentos no se pueden tomar durante mucho tiempo sin receta médica.

Métodos de terapia conservadora

Las etapas iniciales de cualquier enfermedad se eliminan mediante métodos de tratamiento conservadores, a los que se acostumbra incluir la terapia con medicamentos.

Para aliviar las sensaciones experimentadas, así como eliminar los procesos patológicos, se utilizan medicamentos de varios grupos farmacológicos, que incluyen:

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) que eliminan la inflamación y alivian un síndrome desagradable;
  • relajantes musculares que alivian los espasmos musculares;
  • anestésicos que alivian el dolor;
  • antibióticos, cuya acción está dirigida a erradicar los procesos bacterianos y purulentos;
  • vitaminas y minerales que se utilizan para mantener el nivel de nutrientes en el cuerpo;
  • condroprotectores que aceleran los procesos de regeneración en los tejidos articulares.

Vale la pena señalar que los medicamentos del grupo condroprotector son especialmente importantes en la etapa de eliminación de las condiciones patológicas de la AOD.

El tratamiento de fisioterapia como método para eliminar el dolor de cuello.

El mejor activador de los métodos conservadores es una combinación compleja con el tratamiento de fisioterapia.

Para aliviar la tensión innecesaria en el cuello, métodos como:

  • baños de barro y compresas térmicas;
  • electroforesis con el uso de medicamentos del grupo de anestésicos;
  • terapia manual;
  • exposición a imanes o agujas;
  • masaje de visita;
  • uso de complejos de cultura física médica.

Intervención quirúrgica

Al diagnosticar patologías de la columna vertebral, acompañadas de dolor localizado en la columna cervical, se pueden requerir métodos radicales de tratamiento.

Para reducir la presión excesiva sobre las raíces nerviosas, se utilizan discectomía (cirugía abierta, extirpación de una hernia), foraminotomía (intervención poco traumática dirigida a la descompresión de los nervios) o laminectomía (neurocirugía diseñada para eliminar la compresión).

En casos especialmente difíciles con lesiones degenerativas graves, puede ser necesario realizar una fusión espinal (fusión artificial de las vértebras para inmovilizarlas intencionadamente).

Prevención del dolor de cuello y los trastornos de la AOD en general.

Todos los que, al menos una vez, se enfrentaron al problema en cuestión, repetidamente se preguntaron: "¿Qué métodos de lucha existen? "En primer lugar, cabe señalar que el mejor tratamiento en todo momento se considera la prevención, que consiste en crear condiciones óptimas y cómodas para la funcionalidad y nutrición de las partes de la columna vertebral de la AOD humana.

Es importante crear tales condiciones, cuya observancia no solo será continua, sino literalmente de por vida. Este es el secreto del éxito de las medidas preventivas.

Hay varios componentes para prevenir el dolor de cuello. Consideremos cada uno de ellos.

Actividad física y deporte

Un componente clave en la prevención de procesos destructivos en el sistema musculoesquelético. El ejercicio moderado ayuda a mantener una salud óptima.

Lugar de trabajo seguro

La ergonomía de las condiciones de trabajo determina en gran medida el estado de la salud humana, porque las personas pasan mucho tiempo en el lugar de trabajo.

Si es imposible organizar condiciones cómodas, entonces es necesario al menos esforzarse por aliviar el estrés sistemáticamente, realizando sistemáticamente ejercicios simples de calentamiento.

Dieta especial

La falta de vitaminas y minerales útiles afecta negativamente el estado del esqueleto del cuerpo humano. Para que los tejidos tengan todo lo necesario, es importante asegurar la racionalidad de la dieta.

La dieta diaria debe enriquecerse moderadamente con fuentes no solo de energía, sino también de vitaminas y microelementos.

No te olvides del régimen de bebida. Para garantizar el nivel de metabolismo deseado, es necesario beber de 1, 5 a 2 litros de agua pura por día.

Recepción de condroprotectores

El uso de cursos profilácticos de condroprotectores ayuda a mantener el estado óptimo de los tejidos articulares y también permite acelerar los procesos regenerativos cuando están dañados.

Se debe dar preferencia a los medicamentos extremadamente confiables que han demostrado su eficacia en el mercado farmacológico moderno.

¿Quieres disfrutar de una vida plena? Es hora de comenzar hoy la prevención de las enfermedades de la AOD. Siguiendo los principios de preservar su propia salud, puede olvidarse de la mala salud y disfrutar de todas las alegrías de la vida.