Dolor en las articulaciones de los dedos: causas y tratamiento.

Actualmente, personas de diferentes grupos de edad padecen diversas enfermedades del sistema cardiovascular, sistema nervioso, enfermedades reumatológicas y óseas. Todas las personas de cualquier edad pueden enfermarse. Pero las enfermedades más comunes del sistema musculoesquelético. Estas enfermedades pueden ocurrir tanto en personas mayores como en jóvenes. Las articulaciones pequeñas se ven afectadas con mayor frecuencia, tales articulaciones incluyen las formaciones de las manos y los pies. ¿Por qué duelen las articulaciones de las estructuras óseas, qué causa el dolor en las articulaciones de los dedos y cómo tratarlo?

Las razones

dolor en las articulaciones de los dedos

Cuando ocurre una sensación dolorosa en el área de la mano, hasta cierto tiempo, no le prestamos la debida atención a esto, mientras tanto, ocurre la progresión y desarrollo de la enfermedad. ¿Qué enfermedades pueden causar dolor en las articulaciones de los dedos? Las enfermedades más comunes de las articulaciones de los huesos, que pueden provocar un ataque de dolor:

  • Poliosteoartritis de las articulaciones de los huesos.
  • Artritis (reumatoide o psoriásica).
  • Agravamiento de la gota.
  • Tenosinovitis
  • Rizartrosis.
  • Lesión de extremidades.
  • Trastorno de la microcirculación.
  • Patología de terminaciones nerviosas o columna vertebral.
  • Tratamiento tardío de enfermedades crónicas.

¿Por qué duelen las articulaciones de los dedos? El dolor en las articulaciones de los dedos con diversas patologías tiene diversas causas. Examinemos en detalle las características del dolor en diversas patologías.

Osteoartritis

dolor en las articulaciones de los dedos con osteoartritis

Cuando se produce poliosteoartritis, el dolor en las articulaciones de los dedos puede aparecer tanto en personas menores de 45 años como en mayores de 55 años. Con esta patología, una característica distintiva es que cuando se dañan las articulaciones, aparecen los nódulos de Heberden. Están ubicados en el dorso de la palma, lo que también es característico del hecho de que se forman de la misma manera (en la mano derecha e izquierda al mismo tiempo en localizaciones similares).

Los nódulos pueden ocurrir en las falanges de los dedos (con mayor frecuencia la derrota de los dedos índice y medio). Es en el momento de la formación de dicho nódulo que el paciente puede sentir una desagradable sensación de ardor, dolor, hinchazón y enrojecimiento. En primer lugar, es necesario tratar la causa original.

Artritis Reumatoide

artritis reumatoide como causa de dolor en las articulaciones de los dedos

Con la artritis reumatoide, las articulaciones de los dedos están adoloridas en un 6-7 por ciento de los casos. Las enfermedades pueden ocurrir en personas de diferentes grupos de edad, las mujeres están enfermas con mayor frecuencia y se forman en el contexto de un sobreesfuerzo emocional, después de resfriados, infecciones o hipotermia. La enfermedad comienza con cambios inflamatorios, luego la articulación afectada se hincha un poco, el dolor empeora al doblar las falanges de los brazos derecho e izquierdo. La lesión suele ser simétrica y pueden verse afectadas otras articulaciones, incluso las grandes.

La patología tiene una naturaleza inflamatoria del dolor (aumenta por la noche y por la mañana, y por el día y por la noche el ataque doloroso cede ligeramente). Además de estos síntomas, el paciente siente una sensación de debilidad, tiene fiebre y puede haber escalofríos. La terapia debe dirigirse al tratamiento de la enfermedad subyacente.

Soriasis

En el 5% de los casos, el dolor puede aparecer debido a la artritis psoriásica. Las personas entre 20 y 50 años están enfermas y tienen lesiones cutáneas (placas psoriásicas). Una peculiaridad en el proceso inflamatorio, la enfermedad tiene inflamación axial (todas sus articulaciones duelen en el dedo afectado). La piel sobre dicha articulación tiene un color burdeos.

La inflamación puede afectar las articulaciones de los huesos de la mano derecha o izquierda, pero muy raramente ambas a la vez, lo que indica su asimetría.

Gota

las articulaciones de los dedos de las manos duelen

La gota es "culpable" del dolor en menos del 4% de los casos. Ocurre con mayor frecuencia en los hombres, ocurre con mayor frecuencia con una lesión del dedo gordo del pie y luego afecta otras articulaciones. Ocurre en el rango de edad de 20 a 50 años. En las manos, la enfermedad se desarrolla con una lesión del pulgar (rara vez del dedo meñique), luego se extiende a otras articulaciones, el dolor empeora por la noche, lo que altera el modo y la calidad del sueño, el pulgar adquiere un tinte rojo y se vuelve caliente al tacto.

La duración de un ataque agudo puede ser de hasta 12 días, luego el dolor desaparece. El síndrome de dolor paroxístico es una característica de esta enfermedad.

Trauma

Las lesiones y dislocaciones de las extremidades juegan un papel importante cuando los dedos duelen. Si el tejido del cartílago se daña, se produce su regeneración paulatina, pero ya no lo será un cartílago completo e idéntico en ningún caso, tendrá un defecto de un grado u otro. Inicialmente, es posible que no se presenten síntomas, pero gradualmente el tejido del cartílago se desgasta y ya no cumple completamente sus funciones, lo que conduce a la aparición del síndrome de dolor (el dolor ocurre más temprano cuando el dedo meñique está afectado).

Otras enfermedades

La tenosinovitis de De Curven causa síndrome de dolor en un 2-3% e implica un proceso inflamatorio del tejido muscular del pulgar. Caracterizados por la aparición de dolor en la base de la articulación, son espontáneos o provocados por sobrecarga, aumentan con la flexión y extensión (el dolor no ocurre en el área desde el dedo índice hasta el meñique).

Con la rizartrosis, el pulgar de la mano duele, se produce una patología de su articulación, la mayoría de las veces se manifiesta junto con la poliosteoartrosis, con menos frecuencia por sí sola. Provocado por una fuerte carga constante. Es difícil diagnosticar la enfermedad a partir de la tenosinovitis de De Curwen. Pero con esta patología, una característica es la deformación de los huesos del dedo, que es claramente visible en la radiografía de la mano.

Tratamiento

El tratamiento oportuno y, lo que es más importante, prescrito correctamente ayudará a evitar el dolor en las etapas posteriores de la vida. La prevención de enfermedades reumatológicas es un paso importante para mantener el mismo nivel de vida. Pero, ¿qué hacer y cómo tratar la enfermedad si ha surgido o empeorado?

Los métodos terapéuticos deben actuar de manera compleja, resolver varios problemas y ayudar a restaurar el tejido dañado.

En primer lugar, es necesario diagnosticar correctamente la causa de la enfermedad y luego determinar con qué método realizar el tratamiento (medicación o ya quirúrgico).

Tratamiento de drogas

pastillas para el dolor en las articulaciones de los dedos

El grupo más común de medicamentos que pueden reducir o detener por completo el síndrome de dolor son los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Además del efecto desintoxicante, tienen cualidades antiinflamatorias.

La sustancia medicinal se puede aplicar de forma independiente, teniendo en cuenta las instrucciones disponibles.

En la artritis, cuando las articulaciones de las manos duelen, se prescriben medicamentos glucocorticosteroides (GCS), este grupo tiene un efecto antiinflamatorio que detiene inmediatamente el ataque de dolor. Para potenciar el efecto cicatrizante y regenerador se utilizan diversos aceites y cremas, que también ayudarán a aliviar el dolor en poco tiempo.

Los métodos de fisioterapia de tratamiento y prevención están muy extendidos. Los métodos más populares son:

  1. Fonoforesis.
  2. Terapia de ultra alta frecuencia (UHF).
  3. Irradiación ultravioleta e infrarroja.
  4. Realización de ejercicios gimnásticos.
  5. Masaje terapéutico y reparador.
  6. Actividad física moderada.

Cirugía

tratamiento quirúrgico del dolor en las articulaciones de los dedos

Este método es radical y se utiliza en las etapas tardías y avanzadas de la enfermedad. La cirugía se realiza mediante prótesis, sustitución de superficies articulares o restauración del flujo sanguíneo.